Rosa del Mar


Te encontré un mañana paseando por la playa,

las olas te empujaban con suavidad,

mientras con una canción entonaban tu nombre.

Rosa flor del medio día,

viniste a mí aquel día,

con gran suavidad te recogí y en mi pecho te pose,

los latidos de mi corazón vida te dieron,

tus pétalos se abrieron como alas al viento.

Como un bálsamo de paz mi mente sintió, al verte allí,

tranquila, serena, esperando,

para que una vida nueva yo te diera.

Cuantas rosas habrá expulsado este mar?

Cuantas rosas se habrán marchitado sin la orilla tocar?

Y las olas siguen con su eterno cantar.

Las lagrimas brotan de mis ojos cansados de ver

como sus pétalos son arrancados contra las

rocas de los acantilado.

Lloro desconsolado por no poder pararlo,

lloro apenado por todo lo que el mar se ha tragado,

lloro por todo lo que a las costas, inerte a llegado,

Tengo la esperanza de que pare esta brutalidad,

que algún día el mar deje de devolver tanta fatalidad,

que sus aguas saladas dejen de ser,

por las lagrimas tragadas,

por las almas lloradas.

Al menos hoy una rosa se salvara,

se salvara de la vorágine que el inmenso mal provoca,

no puedo salvar la totalidad de esa fatalidad,

al menos he podido paliar la infelicidad de una rosa,

que a la costa arrojo el mar.

Un comentario en “Rosa del Mar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s