Como Misifu los engatuso a todos


Nota de autor. Esta historia es pura ficción, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Esta historia comienza hace ya algunos meses, cuando entro en escena Henar de Ándres más conocida como Misifu.

Al comienzo entro ella muy modosita de niña buena que no ha roto un plato en su vida, de buenas palabras y muy buenos modales, fue conociendo a gente haciendo “Amigos” ganándose su confianza de una manera muy sutil, piano, piano sin prisas una sonrisita por aquí, un me gusta por allá, que bien lo haces de vez en cuando una carcajada Jajajajajaja, como el que no quiere pero sale de su interior, algo natural. Pero al cabo e un par de meses empezó a sacar las uñas y a dejar ver su verdadero yo. Claro que tod@ aquel que veía ese yo era lo último que veía.

El primero fue la luna roja. Os preguntaréis como pudo acabar con la luna roja verdad, se oculto en su lado oscuro, el lado oscuro de la luna, y agazapada espero el momento oportuno para saltar encima y degollarlo con las uñas mientras escribía los dosieres en blanco que acabarían con su reputación

Posteriormente que cayó fue una bestia que se creía muy brutal, pero al lado de Misifu no era ni un gato, tanto fue así que le estuvo pasando la mano por el lomo mientras la bestia sumiso rugía de satisfacción, hasta que un día espero en la entrada de la madriguera de bestia, se encaramo encima y cuando el pobre bestia olió a Misufu fue en su busca, al asomar la cabeza una gran roca le cayó encima. Luego se vio que no era una roca si no la luna roja que se había descolgado sin vida aparente desde su lugar en el firmamento.

Ella continuo como si nada llorando a sus amigos lastimeramente, no encontraba consuelo para tanto “Dolor” Era tanta la pena que daba que el ojo que todo lo ve se le apareció por la noche con dulces melodías con las que intentaba calmar el alma apenada de tan frágiles sentimientos. Lo que el gran ojo no sabía es que era otro ardid de Misifu para camelarse al  gran ojo lo mejor y más rápido posible por que le quedaba mucho por hacer y tenía que hacerlo pronto o alguien podría darse cuenta antes de acabar su labor. Cuando el gran ojo estaba tan ensimismado con ella, dándole el consuelo que tanto parecía necesitar, ella ni corta ni perezosa agarro una aguja de tricotar. –Algo que no me explico es de donde saco una aguja de ese tipo ya que apenas si se ven – Y ni corta ni perezosa se lo clavo en lo único que estaba a la vista, su gran ojo, empujando con fuerza hasta llegar al cerebro, como si de una mariposa se tratara y quisiera clavarla en un corcho.

Las cosas se estaban poniendo bastantes serías, no era normal, que de no haber ninguna muerte violenta en muchisimo tiempo, se hubiera pasado a tres en cuestión de unos pocos meses, por lo que se empezaron a tomar cartas en el asunto y pusieron a cargo de la investigación a Oscar experto en historias tras documentos oficiales, Misifu se vio un poco acorralada pero jamás se daría por vencida y menos por un historiador como Oscar ¿Que le podía hacer, cantarles las cuarenta o hacer que se aprenda el abecedario? Pobrecito no sabía lo que se le venia encima, para el le iba a preparar algo muy especial, algo de lo que no pudiera olvidarse – Mentira se olvidaría isofacto ya que iba a dejar de respirar Jajajaja – No podía aguantar la risa que le entraba, si en aquel momento le poner un sombrero de pico y una verruga en la nariz estaría la propia para una noche de Halloween.

El ya nombrado investigador se vio atascado en su investigación sin saber por donde tirar, hasta ahora sus pesquisas le habían llevado a una vía muerta, cuando recibio una llamada de un anónimo. “Si quieres encontrar a la culpable de los asesinatos ve a la calle de los gatos” Le dijo la voz del otro lado del teléfono. Oscar ni corto ni perezoso se fue a la calle de los gatos a recabar mas información

https://www.youtube.com/watch?v=-KLgfuZ7UTQ

Aquel recibimiento fue algo desconcertante ya que el que siempre hablaba de forma musical era el difunto ojo que todo lo ve.

https://www.youtube.com/watch?v=fVGXfTf6pNc

Aquello lo desconcertó hasta tal punto que bajo la guardia de tal manera que se vio indefenso como un niño pequeño ante el monstruo que sale del armario en las noches de tormenta, se encogió sobre si mismo en un rincón mientras los gatos se le acercaban despacio con los ojos amarillos brillando en la noche, se le acercaban sigilosamente, movían una pata y se paraban luego otra y volvían a parar, sin un ronroneo, sin un maullido, cuando estaban a tiro de piedra saltaron al unísono sobre el de una forma ordenada, medida como si guardaran cola para renovarse el carnet de identidad en una oficina estatal.

Desde el fondo de la calle se acercaron unos ojos de gata grandes amarillos como dos limones cuando Oscar los miro fue lo último que vio.

Ojos de Gato

Un gato negro le saco los ojos de un zarpazo.

Misifu se agacho a su lado y le dijo muy suave – No deberías hacer caso de todo lo que te dicen, te fías de cualquiera, yo no quería que esto acabara así pero te has acercado demasiado y no podía dejar que me atraparas, te diría que lo siento, pero mentiría, hace mucho que deje de sentir lastima por nadie – ¿Antes de acabar de una vez me gustaría saber quien te ha dicho que podías venir aquí, quien a tenido tan malaidea de decírtelo? – No puedo decirte algo que ignoro, solo recibí una llamada anónima – Si eh, creo saber quien a sido tan solo hay una persona que sabía que podía ser yo, por algo se encarga de los menesteres de mi casa, de momento vamos a zanjar esto de una vez por todas – Dicho esto el gato que estaba a su lado le dio un zarpazo en la barriga sacándole las tripas  y despanzurrándolas por el suelo, donde el resto de los gatos se dieron un festín – Que os aproveche – Les dijo Misifu mientras se alejaba en dirección a su casa donde le esperaba aquella que había tenido la malaidea de llamar al historiador ¡lastima, ahora quien iba a escribir su historia!

Llego a casa y nada más entrar ella la miro a la cara y se quedo paralizada – Si esto confirma mis sospechas le dijo Misifu, has sido tú, por que – No ha sido por nada personal, pero ya no puedo más siempre limpiando la sangre de tu ropa con lo que me cuesta sacarla, no te has parado a pensar en mi, en el trabajo que me das sin recompensármelo de forma alguna – Me estas diciendo que me has vendido por no lavar la sangre de mi ropa, pero como has podido tener tan malaidea yo que te he cuidado, que jamás me he metido en tu forma de hacer las cosas – Mientras le recriminaba esto se iba acercando a ella y la agarro por la pechera mientras le brillaban los ojos con tal intensidad que parecían dos luceros en una noche oscura, la bajo al sótano y sin pensárselo la metió en la lavadora y le puso el programa de lavado más largo – ¿Todo por esto? Ahora vas a saber lo que es estar limpia y centrifugada – Le dijo mientras se alejaba hacia las escaleras se sentía cansada quería echarse al lado del que nunca le traiciona y descansar un día entero, se lo había ganado. Que iba hacer ahora que todos aquellos a los que había apreciado y querido le habían traicionado y se habían ido.

Han intervenido:

https://pensandoenlaoscuridad.wordpress.com/

https://lalunaescarlata.wordpress.com/

https://bestasalvaxe.wordpress.com/

https://espaciochus.wordpress.com/

https://historiastrastudni.wordpress.com/

https://historiastrastudni.wordpress.com/

Y este servido,r que en ningún momento ha querido herir sensibilidades, y desde el cariño y la amistad ha pretendido crear una historia amena y entretenida.

como-crear-tu-blog

101 comentarios en “Como Misifu los engatuso a todos”

      1. Bueno eso no me preocupa demasiado ya soy corto de vista y de pelo no ando muy sobrado últimamente. Lo de lengua viperina tiene que molar mientras le chupa la oreja al que nunca le falla, lame los sellos del supermercado. Jajajaj.

        Le gusta a 1 persona

      2. Te sabes eso de ” Pies para que os quiero” pues eso te digo yo, que el cementerio esta lleno de valientes, y de los cobardes no hay nada escrito, y quiero que siga siendo así. 😉

        Le gusta a 1 persona

  1. Dime la verdad, eres brujo y has tenido una visión. Has hecho bien en escribirla para que sepan a lo que se enfrentan, excepto Chus. No le veo capaz de traicionarme, ni yo de hacerle daño.
    La luna… Bueno, creo que esa parte se ha cumplido, pero todavía puedo luchar contra el destino, más si Besta me demuestra que entró a mi casa con buenas intenciones.
    Nos queda el historiador… A veces sí me dan unas pocas ganas de lanzarle una horda de gatos, pero creo que puedo resistirme.
    Y por último, mi empleada. Sé que en el fondo le gusta trabajar para mí, pero lo comprobaré la próxima vez que le toque hacer la colada. ¿Puedo preguntarte si la lavadora sobrevivió?

    Uy… Casi me olvido de ti. Venga, vaaaale, a ti te dejaré con vida para que reescribas la historia.

    Le gusta a 3 personas

    1. Que te dan ganas de mandarme gatos? Mandame bombones, joder.
      Tampoco quiere que mueras tú. Que os traéis entre manos? Queréis traicionar a Chus? Porque a ti el único que no te traicionaría es el de tu cama que te hace sexo oral cuando estáis cansados… Parece eso una película de sobremesa de antena 3

      Le gusta a 2 personas

      1. Si, es cierto, te acabas partiendo de risa. Te preguntas ¿De donde coño han sacado semejante disparate? Y te descojonas tu solo, en tu caso lo dejaremos en te partes de la risa. 😉

        Le gusta a 1 persona

      1. Su conciencia esta ya muy saturada, no creo ni que le afecte lo más mínimo, a no ser que se le junte la ropa sucia y los cacharros en el fregadero. Jajajaja. No sabes lo que tienes hasta que lo pierdes. Jajaja.

        Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s