Cuando llama a tu puerta


Aquella noche el sueño me abandono,

no pude hacer más que sentarme a escribirte una vez mas,

quise dedicarte un poema,

un poema especial que dijera todo lo que mi mente sueña

y me corazón siente.

Comencé un soneto con sus catorce versos,

aún así corto se me quedaron,

lo convertí en un poema bello y extenso

del que mis sentimientos quedaron preso.

Llegaste a mi aquel día sin avisar,

a mi puerta te pusiste a llamar,

sin saber quien era la abrí,

allí te encontrabas tú,

con tus ojos negros me mirabas,

esa sonrisa que tu cara abarcaba

me inundaba de sensaciones raras,

diste unos pasos hasta mi y se me erizaron

los pelos de los brazos,

por tu proximidad o por la energía que tú

cuerpo desprendía, dicen que es electricidad estática

y así debe ser por que estático me quede ante tu presencia.

Me dijiste hola,

no pude contestar,

la boca se me secaba y

no pude tragar saliva,

pues ninguna me quedaba,

era la primera vez que pasaba ante una mujer,

ahora comprendo cuando me decían,

cuando el amor llame a tu puerta no te podrás negar a dejarlo pasar,

una vez dentro no lo podrás echar y dueño de tu corazón se hará.

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

11 comentarios en “Cuando llama a tu puerta”

  1. Llegaste a mi aquel día sin avisar… Wow!
    Como lo que realmente nos marca, nos apasiona, nos seduce… Llega envuelto en sorpresa, dejándonos asombrados!

    Bella esta poesía! Felicidades amigo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s