Haiku – Senryu


Sabes a fresa
menta y de dulces labios
besos sabrosos
————-
La nieve fría
hiela lo mas caliente
amor ardiente
————-
Tientas amor
sufres todo el dolor
al no quererme
————
Cariño eterno
se van juntas las almas
suben al cielo
————
Tientas la suerte
ruleta rusa falla
naces de nuevo

Como pez afuera


Allí estaba él ansioso,

excitado uno entre mil,

como un clon más encerrado sin poder salir,

sin poder respirar.

Ante tanto ir y venir lo mejor es partir,

sentirse libre,

sentirse vivo,

sentir que como pez en el agua no encuentra

el oxigeno suficiente para vivir la vida que soñó,

que el océano no es para él,

que los ríos son pequeños y los lago fríos.

Necesita salir de allí,

sentirse como pez afuera,

que tiene toda una vida para descubrir que el mundo es inmenso,

que para disfrutar no puede haber barreras que te acoten,

ni agua en la que se pueda ahogar.

Este poema ha sido escrito para Imagen busca poema de  La poesía no muerde.

http://lapoesianomuerde.com

Imagen: Luis Hernández Blanco (Valladolid)

www.deshuesado.wordpress.com

 

 

Como pez afuera (Imagen encontró poemas)


LA POESÍA NO MUERDE

Como pez afuera, Luis Hernández Blanco Como pez afuera, Luis Hernández Blanco, http://www.deshuesado.wordpress.com


Id nadando.

No os mezcléis.
No hay nada por lo que competir.
Hay comida para todos
los que estamos aquí.
Nos cuidan bien.
No como aquel.
Estamos muy tranquilos
siguiendo corrientes
y dejándonos llevar
en este espacio que nos dan.
No como aquel.
Aquel está solo
como pez afuera.
Ya estamos cerca.
Seguid un poco más.
Nos debemos al Gran Agujero del Mar.
¡Allá vamos! ¡Allá!
Bajo otras corrientes van quienes deciden su rumbo
 a pesar de tener que nadar contracorriente.

Poema 1: Gema Albornoz. (Aguilar de la Frontera, Córdoba)

Allí estaba él ansioso, excitado uno entre mil,

como un clon más encerrado sin poder salir,

sin poder respirar.

Ante tanto ir y venir lo mejor es partir,

sentirse libre, sentirse vivo,

sentir que como pez en el agua no encuentra

el oxigeno suficiente para vivir la vida que soñó,

Ver la entrada original 139 palabras más

Llego el momento


Llego el momento de mostrarte lo que siento,

de demostrarte que eres mi vida,

que sin ti me moriría

eres chispa que me enciende día a día,

el fuego que me quema  por dentro es tu

cariño el que lo alimenta,

El amor que siento es la fuerza que mueve este molino,

que muele los granos de pasión que germinan cada mañana

al abrir el alba, florece al mediodía y se marchita al acabar el día.

Debo pedirte perdón por dejarme llevar por la emoción,

de quererte sin poder controlar mis sentimientos.

Eres la musa que me incita a escribir los poemas que me llenan el alma,

que nadie podrá provocar lo que tu me provocas,

que no podré querer como a ti te quiero,

que nunca pongas en duda estas palabras que aquí te escribo,

están escritas con el sentir de mi corazón que llora

cuando la duda se refleja en tus ojos,

cuando la duda llega a tu rostro, me rompo por dentro al ver como sufres, sabiendo que no deberías dudar, por que solo tu eres la única que me llena por dentro,

eres la  única mujer a la que soy capaz de amar,

tú me has dado más de lo que me merecía,

me has dado lo mejor de ti,

lo mejor de tu vida, como despreciar a la  luz que me guía, al amor de mi vida,

a la mujer que amo, a pesar de lo que pueda parecer jamás habrá ninguna otra por mucho que pueda parecer que mis letras digan otra cosa.

Si he de morir lo haré a tu lado como un día te prometí de no ser así lo haré solo,

con tu recuerdo en mi mente y mi corazón latiendo por ti hasta que pare.

Copyrighted.com Registered & Protected  XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Muero


Nieblas grises envuelven mis sentimientos,

no dejan entrever el dolor que en mi corazón habita, desde que te fuiste con aquel en quien más podía confiar.

Una carta me dejaste escrita como si ella pudiera sofocar el fuego que en mi interior arde, en vez de alimentarlo con la intensidad de tus letras, con el aliento de mi dolor.

Ni las lágrimas que me provocan los recuerdos de aquellos días en los que de tus labios regaban los míos con tus beso mientras de ellos salían un te quiero, eres toda mi vida sin tu amor yo muero.

Muero de pena, muero de tristeza, muero ahogado en tu recuerdo, muero en este rincón en el que nos amamos día tras día, en el que ayer todo era alegría y hoy todo es melancolía.

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

No estaba muerto estaba de parranda


Y aquí se acaba la saga de vidas entrelazadas y los posteriores relatos que derivaron de la vida de Henar y Antonio.

El espacio de Chus

No estaba muerto estaba de parranda

Una vez que el Asesino que había intentando matarme abandonó el establecimiento donde me encontraba, solo pude alcanzar a decir a Robert con un hilo de voz que me inyectase el antídoto contra aquella mierda de veneno de abeja africana que aquel tipejo me había inoculado. Por suerte la ampolla con el antídoto que siempre llevaba conmigo no se había roto al caerme al suelo. Esta vez había estado cerca de encontrarme con la parca.

Ingrese en un monasterio cisterciense para desaparecer de la circulación una temporada y empecé a tramar mi venganza. Era la hora de acabar con todos mis enemigos de una vez y para siempre pero, primero, debía saber quienes eran y, después, encontrarlos. Durante mi estancia en el aquel lugar, mi testaferro Ana (también conocida por Anita Dinamita, una rubia despampanante que estaba locamente enamorada de mi) contactó con mi banco en Suiza consiguiendo la pasta…

Ver la entrada original 956 palabras más

Recuerdos


Sentado aquí tomando un café

mi mente me lleva hasta ti.

El sabor de este café me recuerda a ti,

su aroma me trae el olor de tu pelo,

la suavidad de tu piel cuando te acariciaba,

era como esta porcelana que la envuelve,

su dulzor rememora en mis recuerdos los

dulces besos que me dabas.

El ligero regusto  amargo del fondo evoca

aquel momento,

el momento en el que me dijiste adiós,

cuando me dijiste te quiero,

pero te tengo que dejar en este momento,

se cerraron tus ojos y mis llagas se abrieron.

 

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Haiku – Senryu


Cubitos de hielo
derriten en mi vaso
pasión y fuego
————
Témpanos sufren
el roce de tu cuerpo
arde el deseo
———–
Con la fricción
prende la suave llama
nuestro deseo
———-
Los fuegos fatuo
atraen a las hadas
enanos y elfos