#Juevesdecafé


Debida a la ausencia de nuestra anfitriona habitual, o sea Belita.

Me veo en la tesitura de ser yo hoy, (a petición suya, por lo que no podía negarme).

De ser hoy vuestro fiel servidor, poner mi mesa a vuestra disposición y una cafetera en el hornillo, un café de los de ante de los mal llamados del calcetín. Molido el grano en casa, totalmente natural como el día de hoy, que es uno más este quién este tras este portal.

Así que os doy la bienvenida a esta humilde morada que como la canción de Heidi en su día marco un hito en su momento.

Os espero.

https://www.facebook.com/profile.php?id=1340320477/
https://www.facebook.com/Antoncaes-195245247162149/
https://twitter.com/antoniocaroesco/
https://www.youtube.com/channel/UCNxiqEJ6LJlyp8W0uCOPwWQ?view_as=subscriber/
https://www.pinterest.es/antoniocaroesco/boards/
https://www.instagram.com/antoncaes/
https://www.flickr.com/photos/131136555@N06/
https://www.tumblr.com/dashboard/

Copyrighted.com Registered & Protected  XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

2 comentarios en “#Juevesdecafé”

  1. Este jueves, con café, no será la cita
    que tenemos de anfitrión a don Antón
    por la ausencia de nuestra amiga Belita.
    Así que en la mesa habrá buen jamón
    aunque sea tan virtual como la visita.

    Que vamos a hacerle, es la intención,
    que nos mantiene formales, no ausentes.
    Ya habrá, seguramente, alguna ocasión
    en la que todos podamos estar presentes.

    Yo no me meteré con Antón
    y eso que es un buen fajador
    pero lo tenemos de anfitrión
    lo trataré como un embajador
    de esta semanal reunión
    tan amena y mejor versada.
    Aunque yo sea, de excomunión
    digno, por mi mala parrafada.

    Le gusta a 1 persona

  2. Al leer tus paréntesis
    los silencios me invitan
    a recorrer tus canciones,

    sonidos concentrados
    como aurora tras un eclipse
    de amor en tus labios.

    Luego, los adjetivos emergen
    en las aguas de tus amores,
    formando figuras en el aire

    y dando espacio a los verbos
    que quiebran los paréntesis
    a media tarde, a la hora

    infinita del café reposado.
    Queda en cada átomo nuestro
    la sintaxis del instante,

    el aroma de la taza acompañada
    con los panes concebidos
    en el horno de los ojos

    fundidos en el calentamiento
    global de tus aguas interiores.
    Es el tiempo del invisible abrazo,

    la estancia que nos funde
    en el retrato de la rústica mesa
    y sus tazas de café, metáfora

    de los panes antes consumidos
    en la ilusión de nuestra compañía.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s