Pase al infierno


Me gane un billete para el infierno,

me dispuse a realizar mi viaje,

el barquero me esperaba es su barca,

quería cobrar su precio

por cruzarme aquel mar lago en llamas,

que me acercaría allí

a aquel lugar que todos temían.

Lugar donde el amor no tenía más valor

que lo tarda en quemarse tizón,

Donde el calor es una utopia a punto de arder.

Donde es sabor a acre

es el sabor de la piel.

Donde los besos se dan sin pagar.

Donde el azufre se esnifa sin parar.

Donde las rayas no dejan de rayar.

Donde tu me esperas para amar.

Baje tres pisos de los nueve que tenía que bajar,

allá donde el dolor es el aire que respirar,

Donde un suspiro no levanta revuelo.

Donde el viento no mueve las hojas.

Donde el miedo no lleva sombrero.

Donde el calor congela al miedo.

Uno más abajo me quise morir,

como si estar muerto

no fuera suficiente sufrir,

hallé todo aquello que quise un día olvidar,

mis pesadillas volvían a despertar,

se agarraban a mi como un sudor pegajoso,

por mas que quise huir,

más se aferraban a mi.

Corrí como un poseso,

sin más sitio al que huir,

que bajar hacia abajo,

otro infierno más,

no se si lo podré soportar.

La cabeza me arde

(que ironía estando rodeado de fuego).

Me va a estallar de la presión

que debo soportar.

¿Que debo hacer?

¿Que puedo hacer?

Si de aquí no puedo escapar,

si sentenciado a vagar por los infiernos

he acabado por mi maldad,

por matar a tantos inocentes,

por amar sin control a varias mujeres a la vez

y mis letras así lo atestiguan,

solo las tienes que leer.

Recorrí cuatro,

de nueve que he de recorrer,

hasta el momento,

esto es un verdadero infierno,

no se lo que me espera,

pero de seguir así loco me voy a volver,

no lo podré soportar,

la muerte he de clamar al cielo

si hay alguien que me pueda quiera escuchar.

En sus manos me pongo.

Si ha de bien tener

que de este infierno

yo haya de salir.

El Infierno visto por Sandro Botticelli (ca. 1480–1495).

8 comentarios en “Pase al infierno”

  1. Bueno, ya que por mi casa andas acuérdate que vivo en el quinto. Pocas visitas tengo por aquí y la tuya es de camarada. Además, conociéndome, te sentirás como en casa. Hasta pronto entonces 👹🖐️

    Me gusta

  2. Hay veces que nuestros pensamientos se pueden convertir en un auténtico infierno.
    Qué buenos y duros tus versos de hoy querido amigo, esperemos que no haya más infierno que este, qué ya es bastante con el mundo tal y como está.
    Me ha gustado muchísimo este poema.
    Un abrazo mi amigo!!!🌹🙋🏼‍♀️

    Le gusta a 1 persona

  3. **Melani**. Ven... vamos a maquilla la noche con fantasias.¿Por qué diablo tuve ganas de conocerte? dice:

    No sabemos que tal se está en el infierno . Yo creo que el infierno lo tenemos todos al lada de la gloria, por ejemplo, un dia bueno somos felices , estamos en la gloria, un dia malo, pues estamos en el infierno, y que largo se hace un dea malo, joé.
    Un fuerte abrazo desde donde sea 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s