Archivo de la etiqueta: Relatos

Por la Sierra de Cadiz “Villamartin”


Hace unas fechas tuve la ocasión de visitar la sierra de Cadiz, fui invitado por un buen amigo y su señora, hablo de Jesús López Gómez el autor de la novela histórica Nebrisen ( de la que ya he hablado en una entrada anterior y de la que os dejo el enlace.https://antoncaes.wordpress.com/?s=Nebrissen que a la vez es editor del blog Extremos del Duero en el que nos enseña monumentos arqueológicos de toda Extremadura http://extremosdelduero.blogspot.com.es

La primera parada realizamos en Villamartin un pueblo muy acogedor de la sierra gaditana de unos 13.000 habitantes a la entrada del pueblo te recibe un lema muy curioso.

DSCN3487-copia-web

“En Villamartín te espero…Si la soga no se rompe”
En sus años de historia a Villamartín se le ha identificado con un dicho bien conocido no solo por todos sus habitantes sino por todas aquellas personas que, de una u otra manera, se han relacionado con este pueblo. Dicen que viene el mismo de los tratantes que hasta su afamada feria llegaban buscando el mejor ganado. La de Villamartín era la última feria que se celebraba por todos los alrededores, convirtiéndose así en la última oportunidad tanto para vendedores como para compradores a la hora de cerrar los tratos. Si en alguna de las anteriores los tratos entre unos y otros no llegaban a buen fin, el saludo con el que se despedían era el de: “En Villamartín te espero”. 

En aquellos entonces, para llegar hasta Villamartín había que atravesar el río en una barcaza guiada por una cuerda. Las fuertes lluvias del año 1917 hicieron que por toda la comarca se extendiera la noticia de que la crecida del río se había llevado la barca de Villamartín. Por eso desde aquel año todo aquel tratante que en feria anterior a la de Villamartín se despidiera de otro con: “En Villamartín te espero…” se encontraba con una “coletilla” a la frase: …“Si la soga no se rompe”. De esta forma no solo se daba cuenta de lo sucedido sino también se advertía de que Villamartín era la última oportunidad en el calendario para conseguir ganado de garantía.

Desde que entras en el  pueblo comienzas a subir por una calle que se va haciendo más pronunciada cuanto más cerca de la plaza del pueblo te encuentras en la cual esta el Ayuntamiento, la plaza de abastos y detrás del Ayuntamiento la iglesia.

DSCN3493-copia-web

DSCN3494-copia-web

A pesar de sus empinadas cuestas Villamartin es un pueblo muy acogedor como ya he dicho de gente amable y simpática, también cuenta con un dolmen en sus cercanías el dolmen de Alberite que muy lamentablemente no pude visitar por estar cerrado el lugar donde se haya su localización , cerca a muy pocos kilómetros se encuentra la ermita Virgen de la montaña en la que ahora el 8 de septiembre se celebra una romería muy multitudinaria y conocida en el entorno.

Muy cerca de aquí a unos sesenta kilómetros podemos disfrutar en plena sierra de Grazalema de un maravilloso pueblo llamado Zahara de la Sierra y a una hora mas o menos la famosa ciudad malagueña de Ronda, pero esto lo dejaremos para otro momento.

Ahora os dejo unas fotos de Villamartin, que allí nos esperan si la soga no se rompe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Una voz que canta nuestra historia


La oscuridad se cierne sobre

la arena blanca de la playa,

las olas borran tus huellas en un constante ir y venir,

apagando con su sonido el lamento de tu llanto.

Los destellos de la luna iluminan tu pálida tez,

Su resplandor plateado resalta tu pelo negro,

las lagrimas resbalan por tus mejillas dejando

un rastro amargo de dolor  reflejado en tus ojos.

Mientras la música suena al compás de las olas

rompiendo y llevándose las lagrimas

que el fado te provoca a su vez

acercando a tu memoria ese amor que se fue,

por el que las lagrimas salen solas mientras

las olas rompen a tus pies.

“Amigo en mi pecho, horas de sueño

Un ritmo lúgubre y silencioso

Seduce mi alma la voz de un hombre

Que la distancia triste canta un triste destino”

Foto subida por Ines Alcubilla.

Copyrighted.com Registered & Protected
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Especial 200 seguidores


Este post es un poco atípico ya que es tan solo un pequeño gran agradecimiento a todos los que estáis a ese otro lado de la pantalla y que habéis hecho posible que un día como hoy pueda haber llegado a los 200 seguidores, se que la mayoría de los que me leéis los habéis sobrepasado con creces hace mucho.

Cuando cree este blog hace ya algún tiempo jamás pense que esto llegaría a ser posible, (creo que esto ya lo dije cuando llegue a los 100, así que me reitero en lo dicho con anterioridad) La verdad y si soy sincero no tengo ni idea de como he llegado hasta aquí, lo que comenzó como una forma de expresar mis pensamientos a través de las letras ha derivado en una vorágine de poesías, dibujos, haikus, algún que otro reportaje de los viajes que realizo (pocos la verdad) y colaboraciones que nunca creí que haría y que la verdad estoy muy contento con los resultados que he obtenido con ellas (de no ser así no estaría escribiendo este post seguramente).

Mis mas sincero agradecimiento a mi seguidor numero 200 por hacer posible que hoy realice esta entrada tan especial.

Hiara Cervantes de http://cuentosnovelasypoesia.com/

followed-blog-200-2x

Quizás esto es una señal para todos los que creen en la suerte, en el misticismo, en todo eso que desconocemos pero que de alguna forma esta ligado a nosotros, ¿pensaréis por que digo esto verdad? Pues por que dado que hoy es día 31 de julio y hoy hay la segunda luna llena del mes de julio o también conocida como luna azul algo que se da cada tres años es posible que todo este relacionado ¿o no? Quien sabe, tan solo es cuestión de creencias.

Bueno como decía al principio este post es algo atípico por lo que solo me resta daros las gracias de todo corazón por estar hay y por hacerme creer que lo que escribo, dibujo, pinto, etc. vale la pena y por tanto debo seguir haciéndolo e intentar seguir superándome siempre.

Un Abrazo de corazón y muchas gracias por estar ahí

RETO EN WORDPRESS : 3 DÍAS DE FRASES FAVORITAS. DÍA 3


Poesía es la unión de dos palabras que uno nunca supuso que pudieran juntarse, y que forman algo así como un misterio.

Federico García Lorca (1898-1936) Poeta y dramaturgo español.

Madrid_-_Plaza_de_Santa_Ana,_monumento_a_García_Lorca

Este es mi tercer y último día de este reto al que fui sometido por Carmen del blog Con Mucho Garbo https://namtil.wordpress.com/ y el cual he recibido con mucho gusto, para este último día de reto he querido coger una frase de tan ilustre poeta, que para todos los que intentamos hacer algo parecido a una poesía nos dice mucho ya que no nos hes fácil muchas veces enlazar o dar sentido a la palabras, sin pararnos a pensar que la poesía no son palabras coherentes, si no más bien sentimientos incomprendidos y plasmados en letras enlazadas, como eslabones de una cadena que no sabes lo que guarda hasta que no llegas al final de la misma.

Bueno ahora toca lo más difícil nombrar o nominar a tres blogueros para que sigan este especial y significativo reto cultural.

  • Aceituno https://elfotonauta.wordpress.com/ Por que desde su espacio nos demuestra que es un luchador nato, y que los demás no tenemos motivos para quejarnos realmente, viendo que él desde su enfermedad da fuerzas de valor a todos.
  • Santimog  https://santimog.wordpress.com/ Santi es una persona que en cuanto a citas o frases tiene mucho que aportar ya que su espacio recoge muchas y muy variadas.
  • Viajes al fondo del alsa  https://josinynuri.wordpress.com/ Si queréis historias únicas recogidas a bordo en un autobús podéis pasaros por este blog y Berci os deleitara con sus anécdotas de lo más variopintas.

Hasta aquí mi aportación en cuanto a este reto se refiere, siguiendo los parámetros marcados por la persona que me reto

Una cita o frase celebre durante tres días, nombrar a la persona o blog que te reto, nombrar o nominar tres blog cada día para que recoga este reto y lo continué.

Un Abrazo y a continuar.

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Reto en WordPress : 3 Días de Frases Favoritas. Día 2


Frase 2ª,  día 2

“Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.”

Pablo Neruda

Pablo-Neruda

Pablo Neruda nos deja esta joya en la cual nos hace ver que con el tiempo nos conoceremos a nosotros mismo y aquello que encontremos nos gustara o por el contrarío sera la mayor de las decepciones hacía nuestro ego.

Con esta frase que da mucho para meditar cumplo con el segundo día de este reto que me propuso mi querida amiga Carmen desde su blog “Con Mucho Garbo”  https://namtil.wordpress.com

Ahora siguiendo con las bases del reto he de invitar a tres blog para que sigan este reto cultural, por lo que nomino a

A veces no nos damos cuenta de las afinidades que podemos tener con personas que no nos conocemos física mente, pero que a través de las letras te das cuenta de que hay más en común de lo que parece o se pueda creer.

Bueno hasta aquí mi segundo día de reto y cumpliendo las bases para el mismo.

1 Citar una frase que te guste o celebre, de un poema, libro etc. Durante tres días seguidos una frase o cita que te guste.

2 Nombrar a la persona que te ha lanzado el reto.

3 Nominar a tres personas o espacios para que sigan el reto.

Adelante con ello amig@s.

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Reto en WordPress : 3 Días de Frases Favoritas. Día 1


Frase 1ª,  día 1

“SI BUSCAS RESULTADOS DISTINTOS, NO HAGAS SIEMPRE LO MISMO”

Albert Einstein

Esta frase me la dijo hace ya unos años una persona a la que estimo mucho ya que me ha ayudado mucho a afrontar mi enfermedad, la frase me la dijo al segundo o tercer día de conocernos, dado que mi enfermedad te hace tener que plantearte toda tu vida de nuevo y como se dice hoy día reinventarte ya que aquello que hacías tanto físicamente como psicológica mente ha de  cambiar y mentalizarte de que esto es así y no vale de nada intentar ser el que eras, por que no lo vuelves a ser.

Por tanto has de buscar resultados distintos y la mejor manera es no caer en la rutina de intentarlo haciendo siempre lo mismo una y otra vez.

REGLAS PARA EL RETO:

  1. Publica en tu blog tres veces consecutivas una frase, una entrada cada día. La frase puede ser de un libro, de un autor, o tuya propia.
  2. Etiqueta a tres blogueros-as con cada entrada que publiques para retarlos.
  3. Agradece al blog que te nominó.

Bueno la parte 1 de este reto ya esta ahora toca la segunda parte, algo difícil por el simple echo que sois tantos los que os merecéis la oportunidad pero bueno esto son mis tres nominados.

  • Henar de Ándres   https://pensandoenlaoscuridad.wordpress.com/ Una muy buena amiga blogera que nos deleita con sus grandes y sorprendentes relatos de misterio y acción, también toca algo de poesía, pero lo que sin dudar a dudas toca es el corazón del lector.
  • Gema Albornoz     https://encadenadasemociones.wordpress.com/ Sin duda una gran poetisa que sabe sacar partido a cualquier fotografía para darle un sentido sensacional con sus letras
  • Bell@espiritu         http://bellaespiritu.com/ desde su espacio nos acerca a esos mundos de latinoamerica que antaño fueron cuna de la artesanía y del folclore,

Tenía que elegir tres blog y he elegido estos pero podían haber sido cualquiera de vosotros, seguro que seréis nominados por alguno de los tres.

El 3er y último punto es agradecer a quien te nomino y agradezco de corazón a Carmen de con mucho garbo https://namtil.wordpress.com  que se haya acordado de mi para este reto.

Gracias y a seguir el reto.

albert-einstein-31

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

La Rosa de los Vientos-


Quería salir de allí, aquel paraje me ponía los pelos de punta. El sol estaba es su cenit, me quedaban poco más de cinco horas para que empezara a oscurecer y para entonces quería estar lo más lejos posible.

Me encontraba al noroeste de aquel risco de paredes lisas, tan solo había un pequeño sendero de poco más de medio metro de ancho que me salvaba de abismo, un pequeño resbalón sería una muerte segura. Continúe avanzando lentamente pegado a la pared del sendero, que se encontraba en muy mal estado, había tramos en los que las rocas desprendidas de la cima habían caído llevándose parte de aquel sendero en su caída.

Aquel paso lo debieron hacer muchos años atrás, seguramente era un paso obligado para los pastores que habitaban por la zona en el pasado, pero como todo, las inclemencias del tiempo y el paso de los años había hecho mella en el. Sigo mi camino sin poder dejar de pensar en como me veo en esta situación, como me he visto obligado a huir dejando atrás mi vida, mi trabajo y mis amigos.

Mi nombre es Jonathan, pero todos me llaman Johnny, me dedicaba al trapicheo, robos menores, hacía de correo para un traficante de drogas o de matón visitando a aquellos que pedían más de lo que podían permitirse, y a la hora de pagar no tenían un céntimo, por lo que me mandaban a hacerle una pequeña visita para recordarle sus deberes de buen ciudadano. Pero hace una semana me vi envuelto en una pelea que no me pertenecía y maté a un narco. Estaba en el bar de un conocido llamado “La Rosa de los Vientos” con un par de amigos tomando unas copas tranquilamente hablando de nuestras cosas, ha entrado un narco con dos sicarios –Esto yo no lo sabía, lo supe después de todo el follón –  y se ha ido directamente a por el dueño del bar, lo ha empujado hasta la cocina, me he dado cuenta de ello y le he dado con el brazo a Luis que estaba a mi derecha haciéndole un gesto con los ojos.

  • Fíjate en ese Luis – Digo en voz baja.
  • Si, me he dado cuenta, le he visto entrar no le he quitado el ojo, le conoces?
  • No, no le he visto nunca, pero no me gusta y tu Fer. – Le digo a Fernando que esta a mi izquierda.
  • A mi tampoco me suena, no creo que sea de por aquí.
  • Vale vamos a ver que traman esos, vigilad a esos dos y no dejéis que pasen para dentro voy a ver que ocurre.
  • Bien pero ten cuidado que esto no me gusta nada, no traen nada bueno y te puedes comer un marrón. –Me dirijo hacia el interior como si fuera para los servicios que quedaban al lado de la cocina, al fondo estaba el almacén.

Entro en el pequeño pasillo y agarro el tirador de la puerta del servicio como si fuera a pasar y me quedo quedó escuchando las voces que salen de la cocina.

  • Vas hacer lo que te diga o tendrás muchos problemas. – Le decía el tipo a Pepe el dueño del bar.
  • No puedo hacer eso, yo no quiero meterme en esos jaleos, no van conmigo ya te lo he dicho y te lo vuelvo a repetir. – Contestaba pepe casi en un susurro con voz temblorosa.

Abro la puerta de la cocina y veo a Pepe arrinconado junto al fregadero con la cara desencajada y roja, como si le hubieran dado unas bofetadas, el tipo se da la media vuelta y me dice.

  • Largo no puedes entrar, piérdete lo que aquí pasa no es asunto tuyo.

Miro a pepe y le pregunto.

  • Estas bien pepe, quien es este tío?
  • Que te largues si no quieres bronca. – Me grito el tipo.
  • Vete Johnny, no te metas que no es trigo limpio. – Me pidió Pepe.
  • Que quiere éste. – Le pregunto mirándole a los
  • Que le venda su mercancía. – Me contesta.
  • De que mercancía hablas?
  • Cállate. – Dice el tipo pegándole un bofetón.
  • – me contesta Pepe, mientras se pasa el dorso de la mano por la boca para limpiarse la sangre de los labios que le había partido con el golpe.

Me voy para el tipo y le cojo por la pechera le pego un empujón, tirándole contra el fregadero, Pepe se aparta al ver que le agarro y eso le salva de verse aplastado. El narco al verse acorralado contra el fregadero agarra un cuchillo e intenta clavármelo darme una cuchillada en el pecho, al percatarme que me iba a lanzar el tajo le desvió la mano mientras le lanzo un puñetazo en plena jeta partiéndole el labio y un diente. Me miro con los ojos inyectados en sangre a la vez que me escupía el cacho diente entre saliva y sangre.

  • Te voy a matar. – Me dijo a la vez que intenta pincharme con el cuchillo.

Le agarro la mano y se la retuerzo con fuerza mientras le clavo la rodilla en el costado, soltó el cuchillo con un gemido de dolor huyendo hasta la otra esquina de la cocina, se lleva la mano a la espalda y saca una pipa. Al verla cojo el cuchillo que había caído a mis pies y se lo lanzo clavándoselo en el pecho, me mira perplejo y después a la empuñadura del cuchillo que le sale justo en el centro mientras las piernas le empiezan a fallar, cae hacía adelante contra la mesa y la empuja con el peso del cuerpo hasta que se da de bruces contra el suelo. Pepe me mira asustado diciéndome.

  • ¡Esta muerto!
  • Eso parece no crees.
  • Que hacemos ahora?
  • Sal y llama a Fer y a Luis, diles que vengan.
  • Y los amigos de este?
  • Tranquilo ahora nos ocupamos de ellos, haz lo que te digo, llámalos

Pepe salio a la barra, los sicarios que lo vieron se le quedaron mirando extrañados y miraron hacía la cocina y comenzaron a andar hacía allí. Yo había cogido la pipa por si las cosas se complicaban y no salían como estaba pensando, cosa lógica, los acontecimientos se habían disparado, se habían salido de madre, no lo hubiera imaginado esto o no me habría metido. Los sicarios se asomaron a la cocina y al verme me miraron.

  • Quien coño eres tú. – Me pregunto el que apareció primero.

Levante la pipa a la vez que le digo.

  • Quietos no quiero más problemas y tengo bastante por hoy.
  • No sabes lo que has hecho acabas de joderla bien, – Me dice mientras señala a su jefe con un gesto de cabeza.
  • El se lo ha buscado e intentado evitar esto, pero ha tirado de pipa y no me ha quedado mas remedio, el o yo, como comprenderás he preferido que fuera el. -Le digo muy serio.
  • No sabes a quien te acabas de cargar, no puedes escapar con vida después de esto. – Me dice el amigo sin quitar el ojo del fiambre.
  • Quien era? – Pregunto.
  • Era el hijo de uno de los capos de la coca más importante de Sudamérica.
  • Que hacía extorsionando a los comerciantes de aquí.
  • Llego hace unos meses de su país y estaba montando una red de distribución de coca, para lo que quería la “colaboración” de los negocios de la ciudad, saben que aquí se mueve mucha droga y hay mucho dinero de por medio, ahora acabas de declarar una guerra entre traficantes. – Me dijo el sicario que parecía que llevaba la voz cantante de los dos.
  • Yo? Solo quería evitar extorsionara a este hombre.
  • Puede ser. – dijo – pero su familia no se va ha quedar de manos cruzadas ante su muerte.
  • Además sabemos quien eres y para quien trabajas, eso no le va a gustar a nuestro jefe y seguramente al tuyo tampoco. – comento el otro.
  • Cogedle y sacarlo de aquí por la puerta que hay al final del almacén que da al callejón trasero y no os vera nadie, si viene la poli será peor para todos.

Sin mediar una palabra mas cogieron al narco por los hombros y medio arrastras lo llevaron hasta el almacén donde Pepe estaba ya esperándolos con la puerta abierta. Antes de salir el primero se gira y me dice, nos volveremos a ver no creas que esto acaba aquí.

Luis y Fer se acercan al ver que los dos desaparecen por el almacén.

  • Que ha pasado? – Me pregunta Luis.
  • Pues que la acabo de cagar bien, me he cargado al hijo de un capo de Sudamérica y al parecer importante.
  • Ahora que vas a hacer?
  • Largarme todo lo lejos que pueda, no me pueden involucrar con vosotros por que no habéis intervenido para nada, por otro lado no tengo familia con la que puedan presionarme para joderme.
  • Donde vas a ir? – Me dice Fer.
  • Ni idea, pero así es mejor que no lo sepáis os evitareis problemas.

Salimos hacía la calle por delante, al salir a la barra me dice Pepe.

  • Toma Johnny, es lo que tengo aquí. – Dándome un puñado de billetes de cincuenta euros
  • Gracias, eres muy amable, te lo devolveré en cuanto pueda cuanto hay?
  • No lo se unos quinientos o seiscientos euros, pero no tengo más aquí lo siento, es lo menos que puedo hacer después del marrón en el que te metido.
  • Tranquilo Pepe este marrón me lo he buscado yo por que he querido, tú no me has metido en nada. Los amigos estamos para ayudarnos y ese esta mejor ahora donde esta.
  • Anda sal de aquí que no tardaran en volver a buscarte y seguramente el rubio no te va a proteger para evitar una guerra de bandas, ya oíste a ese matón, te conocen y saben para quien trabajas.

El rubio era el traficante para el que hacía trabajitos y como bien decía Pepe no podía contar con su ayuda, los más seguro sería que me entregara para protegerse el culo. Por lo que  me he visto obligado a huir con lo puesto.

Ahora que me encuentro en este acantilado intentando pasar al otro lado me para a pensar como me veo en esta situación, como empecé a tomar la vida que llevo o llevaba hasta hace un par de días, hasta que ese “hijo de narco” se cruzo en mí vida.

Nací en un pueblo chiquitito del interior de la península, con casitas de una sola planta todas pintadas de blanco, en el pueblo hay una calle principal, donde converge todo el comercio y los edificios principales. – Los pocos que hay – La iglesia, el Ayuntamiento y una notaria; También hay un gran parque donde se celebran todos los eventos importantes del pueblo, ferias, mercadillos y algún que otro concierto. Soy hijo único y nunca he conocido a mi padre. – tampoco lo he necesitado, cuando era un niño le pregunte varias veces a mi madre-.

  • Mama donde esta mi papa?
  • No lo se hijo, ni me importa -me dijo la primera vez que le pregunte-
  • Por que no vive con nosotros –insistí-
  • Por que no quiso saber nada de nosotros y basta de preguntas – sentencio mi madre con cara de si sigues por ahí te la ganas, por lo que me calle y me fui-

Entonces tendría unos 5 o 6 años, hasta pasados unos años no volví a preguntarle por el, pero siempre me salía con evasivas. Yo pensé que sería algún golfo del pueblo o algún feriante que llego al pueblo para las fiestas y encandilo a mi madre con promesas de amor, y después de acostarse con ella si te he visto no me acuerdo.

Mi madre debió de pasarlo mal, en un pueblo tan pequeño, que una chica se quedara embarazada con 16 años y sin que nadie supiera quien era el padre de la criatura, era la comidilla entre las vecinas, cuando pasaba mi madre con la incipiente barriga se hacían corrillos de aquellas que se encontraban barriendo las puerta de las casas, que no eran pocas a primera hora de la mañana, que era cuando mi madre iba al mercado a comprar por que había menos gente y levantaba menos miradas. – Según le decía m abuela, como si las que estaban en las puertas, barriendo esa puerta que debía de estar como los chorros del oro por que se pasaban las horas dale que te pego al cepillo.-

Cuando nací mi abuela mando a mi madre a casa de un familiar que vivía en la costa, en una cuidad donde el turismo se movía y había más trabajo que en el pueblo. Allí estuvimos poco tiempo, lo justo para que mi madre encontrara un trabajo y poder alquilar un pequeño piso para los dos, a mi me llevo una guardería mientras trabajaba hasta que cumplí la edad para entrar en el colegio.

A partir de los doce años comencé a conocer a chicos algo más mayores que yo y muchos más picaros, que empezaron a llevarme lo que se suele decir por el mal camino, las broncas con mi madre comenzaron  a ser diarias, por lo que me fui de casa, metí algo de ropa en una bolsa y le cogí un poco de dinero a mi madre del que tenia ahorrado para las emergencias, y esto era una emergencia para mi, me desligue por completo de mi pasado y presente y comencé a forjarme un futuro que quizás a día de hoy no haya sido el que una madre desee para su hijo, pero era el más acorde a la vida que había llevado hasta ese momento. Trabe amistad con el rubio y empecé a realizar pequeños trabajos para el, al principio no me pagaba, tan solo recibía la comida y un lugar donde dormir, no era gran cosa  un cuarto pequeño en el último piso de un bloque de apartamentos que tenía el rubio, era poco más que un cuarto de calderas, pero tenia un techo, una cama y era limpio. A los pocos meses me llamo el rubio a su casa.

  • Johnny he pensado que ya va siendo hora que empieces a prepararte para el futuro, necesito personas dispuestas para trabajar y tú eres un gran chico y tengo puestas grandes expectativas en ti.
  • Gracias jefe. – No llamaba rubio delante de él, no por que no le gustara, todo el mundo le llamaba así, era más bien por respeto, siempre le llamaba jefe- Que es lo que tengo que hacer?
  • Lo primero es, prepararte un poco, ve al gimnasio de Fede ¿Sabes donde esta verdad?
  • Si, al lado del mercado.
  • Eso es, dile que te mando yo y que vas a empezar a ir un par de días o tres a la semana, él sabrá lo que tiene que hacer.
  • Como tú digas.
  • Otra cosa, voy a darte algo de dinero todos los meses para tus gastos, pero lo primero que tienes que hacer es comprarte algo de ropa nueva, no gran cosa por que si empiezas en el gimnasio si no me equivoco pronto te quedara pequeña.
  • Vale, algo en particular?
  • No, de momento no, alguna camiseta o camisa y algún pantalón poco mas.

Me acerque a unos grandes almacenes y me probé un par de pantalones, un jersey y tres camisetas, también compre tres juegos de ropa interior, slip, camisetas de tirantes y calcetines, unas deportivas y unos zapatos cómodos, después de pagar aún me sobro treinta y dos euros, todo un capital dado que no tenía nada desde hace algún tiempo.

A la mañana siguiente me fui hasta el gimnasio y pregunte por Fede.

  • Tu debes de ser Johnny.
  • Si, soy Johnny.
  • El Rubio me llamo ayer por la tarde, me dijo que vendrías hoy y que te ponga en forma.
  • Si, ayer me dijo que viniera a verte que tu sabrías que hacer para que empiece a machacarme  y ponerme algo más fuerte.
  • Algo más chaval? Pero si pareces hecho de mantequilla, necesitas muchas horas de gim para ponerte cachas.
  • Tu crees?
  • Seguro, ibas a empezar ahora mismo, empezaremos suave para que vayas cogiendo ritmo, empieza por esa bicicleta estática.
  • Cuanto tiempo?
  • Hasta que yo te diga que pares, mañana vas a tener agujetas hasta en el d.n.i.

¡Y vaya que si! Que agujetas madre de dios, no podía ni moverme, me habían dado la mayor paliza de mi vida y así estuve al menos cuatro días, pero no por eso deje de ir todos los días Fer me decía que tenía que ser perseverante si quería conseguir un propósito concreto en esta vida.

  • Mira Johnny – me decía—en esta vida todo tiene un precio, no siempre es dinero, pero siempre tiene un precio; Unas veces a costa de trabajo, otras a costa de salud y otras a costa de las tres, pero esa es la base del triunfo en esta vida.
  • Si entiendo lo que dices, pero la mayoría de las cosas son a base dinero, sin dinero no eres nadie.
  • Que equivocados estáis los jóvenes, pero es normal, yo también pensaba como tú hace veinte años, pero la vida te enseña que hay más cosas aparte del dinero.
  • La amistad, el trabajo bien hecho, la familia, la salud, pero eso es algo en lo que te tendrás que ir desengañando tu mismo con el tiempo.

Tenía razón, el tiempo es el que da la razón o el que la quita, ahora después de cinco años de aquella conversación me estoy dando cuenta de aquellas sabias palabras que me dijo el bueno de Fer; No se si es por la situación en la que me encuentro ahora o por que no me había parado a meditar detenidamente en ello hasta ahora.

Mientras pienso en todo lo sucedido sigo avanzando por aquel estrecho sendero, ahora algo mas tranquilo por que desde donde me encuentro veo la cima de la montaña, deseando que no fuera otro recodo y siguiera ascendiendo, si es así me va a  dar algo llevo horas ascendiendo tratando e llegar al otro lado y cruzar la frontera hacia el país vecino e intentar de esta forma llegar a España, allí tengo algunos viejos amigos y según me contó mi madre cuando era niño, también algunos familiares que emigraron buscando trabajo.

De vez en cuando reviso mi posición con mi brújula y con suerte la rosa de los vientos me guiara hacía un destino menos incierto.

Rosa de los vientos.

Foto sacada de Internet.

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9

Tradiciones.


Recuerdo que antiguamente por estas fechas vísperas de Semana Santa nuestras abuelas y madres se volvían locas preparando los dulces típicos, perrunillas, bollas de chicharrón, empanadillas de almendra o de cabello de ángel, mantecados o yemas.

Empezaban dos o tres semanas antes de Semana Santa y se veían pasar hacía a los hornos de leña de los panaderos un constante ir y venir de mujeres con las latas de dulces para que se las hornearan. Mientras en casa se preparaban las torrijas, natillas o el arroz con leche.

También recuerdo que no nos saltábamos un viernes de cuaresma en el que estaba totalmente prohibido comer carne, por la mediodía potaje de postre unas torrijas, por la noche era un poco complicado pero normalmente era chicharro asado al horno que estaba delicioso, aunque a mis hermanos no les gustaba y ponían el grito en el cielo.

De los pasos de las hermandades poco puedo decir porque trabajábamos todos en hostelería y no teníamos tiempo de ver los pasos, aunque a veces veíamos de pasada alguno mientras íbamos o veníamos de trabajar.

Hoy día muchos de los platos gastronómicos típicos de estas fechas se van perdiendo por que se pasan los conocimientos de padres a hijos (Aunque realmente estas recetas se transmitían de madres a hijas)  Yo recuerdo muchos gracias a mi gusto por la cocina y mi madre era una grandisima cocinera aunque lamentablemente no pudo transmitirme todo lo que sabía antes de dejarnos.

Os voy a dejar algunos de los platos que se comían para estas fechas.

Primeros platos:

Bacalao al pil pil, Bacalao  la Vizcaína, Bacalao en salsa verde o en tomate, tronchos de acelgas en escabeche, trucha escabechada, chicharro al horno, repapalos con tomate, sopas de tomate o de ajo.

Postres caseros:

Natillas, arroz con leche, repapalos de leche, torrijas, flan, rosquilla frita, pestiños, leche frita los ya tradicionales comentados anteriormente.

Sería una pena que todo esto se perdiera por la falta de interés o por culpa del ritmo de vida que llevamos tan stresante.

Nebrisssen.


El pasado viernes se presento un nuevo libro escrito por un buen amigo Jesús López Gómez. Se titula Nebrissen una novela histórica que data a finales del siglo XV y Siglo XVI. Su argumento repasa lo acontecido en esta tierra Extremadura y más concretamente en la comarca de la Serena de la cual pertenezco.

He tenido el placer y nuca mejor dicho el placer de leerlo y puedo asegurar que es espectacular, con un argumento bien entramado, muy datado teniendo en cuenta de la época en la que hablamos y con muchos detalles de esta tierra y sobre todo de esta comarca que muchos de nosotros seguro que ignorábamos desde aquí quiero felicitar a su autor por esta gran novela e invitaros a leerla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos de la presentación del libro que levanto mucha expectación como podéis ver en una de las imágenes.

Se puede adquirir por internet en “editamas.es”

El Pozo de la Desesperación.


¿Donde estoy, como he llegado hasta aquí?

No veo nada esta todo negro, ¿Me habré quedado ciego?

Chillo y oigo e eco de mi voz elevándose y apagándose poco a poco. Miro hacía arriba siguiendo el sonido del eco, pero sigo sin ver nada.

Muevo las manos y noto que estoy dentro de un liquido, pero que raro no siento humedad alguna por mi cuerpo, es como si estuviera rodeado de agua pero esta no moja, chapoteo lo oigo pero no noto que me moje la cara.

Me muevo despacio para buscar una salida y cuando llevo cinco o seis paso toco un pared parece de piedra pero no lo es, rugosa, dura y con algunas grietas por lo mi tacto puedo discernir, pero no es piedra eso lo se, aunque tampoco se lo que es; voy siguiendo la pared despacio buscando un resquicio por donde salir, ando y sigo andando pero la pared no se acaba, hasta que me doy cuenta que ando dando vueltas.

Sigo la pared buscando algo que me sirva de referencia y  corroborar mis sospechas, tanteando tanteando encontré un grieta a la altura de mis ojos, algo más ancha que las otras y la tome como guía; Volví a recorrer el perímetro del lugar en el que me encontraba despacio y al cabo de un tiempo, (no sabía cuanto por que no tenia noción en la oscuridad.) Encontré de nuevo la grieta que había tomado de referencia, por lo que ya estaba seguro de encontrarme en un lugar circular como un pozo o algo muy similar.

Una vez que ya sabía lo que tenía alrededor intente sumergirme en ese liquido que no mojaba y comprobar si habría alguna gruta o agujero por el que poder buscar una salida, lo intente una y otra vez pero no podía estar mas de tres o cuatro segundos debajo de aquel liquido, por que se me oprimían los pulmones hasta el punto de que me daba la sensación de que me iban a estallar en el pecho. Solo había una opción subir y salir de este pozo en que me hallo metido, por lo que empecé buscando grietas donde apoyar las manos y los pies, mire hacía arriba pero seguía ciego la oscuridad era total e impenetrable. Afiance los pies en unas grietas y me fui elevando para buscar asidero para las manos, primero una y luego la otra, los primeros metros parecieron eternos no se cuanto tiempo había transcurrido pero me parecieron días y estaba exhausto me dolían los brazos, las piernas, me dolía hasta el último músculo de mi cuerpo, pero debía seguir e intentar buscar algún resquicio donde poder descansar un poco, subí un poco mas y al mirar hacía arriba me pareció vislumbrar algo de claridad me pase la mano por delante de los ojos y vi la silueta, no estaba ciego si no que abajo me encontraba en la más absoluta oscuridad, tenia que ascender si quería salir de aquel agujero negro y ver la luz de nuevo.

Cuanto más ascendía más tiraba de mi el agujero, era como si me tratara de  absorberme de hecho al comienzo de mi ascensión había caído una y otra vez en el liquido del fondo, que parecía amortiguar mi caída, pero ahora estaba a un altura considerable y debía ir con mucho tiento por miedo a dar un paso en falso y caer al fondo, seguramente nada me salvaría de una muerte segura. Cada metro que ascendía más claridad se veía arriba pero aún estaba muy lejos de llegar, cuando no me agarro bien a una grieta y doy un paso en falso me resbalo pared abajo, y me tengo que sujetar como puedo intentando en todo momento no volver al fondo, hasta el punto que he perdido las uñas por el camino tengo los dedos de las manos y los pies en carne viva, he llegado a pensar en dejarme caer al fondo y quedarme allí hasta quien sabe cuando y en esos momentos es cuando más fallo a la hora de agarrarme. pero algo en mi interior me obliga a buscar un resquicio en el que sujetarme para volver a intentar ascender poco a poco.

  • Quizás algunos no lo vean con buenos ojos o quizás ni lleguen a entenderlo nunca, pero esto es desde mi punto de vista la lucha que tiene una persona que sufre algún tipo de depresión, hay muchas personas que se dejan caer al fondo del pozo del que no vuelven a salir jamás, pero otras luchan una y otra vez hasta que la luz les ciega, pueden tardar semanas, meses o años.

Esta es siempre mi experiencia personal y cada persona tiene la suya y lo ve  según su experiencia.

Pozo 2

Copyrighted.com Registered & Protected 
XCAS-7MGZ-IHSS-IJA9